Sintiendo Jaén

El logo de Hujase Jaén, diseñado por la joven jienense publicista  Emilia Armijo, reúne tres elementos básicos: el monumento de la diosa de la Victoria o Monumento a las Batallas, uno de los más emblemáticos de la ciudad de Jaén, de color ocre;  una pala de tenis de mesa mostrando su cara en rojo y un circulo blanco, en la parte inferior de la pala,  que simboliza la pelota de este juego. 

La pala y la pelota, integrados bajo el mando de la diosa Atenea, de la Victoria, es un trinomio que remarca el fuerte carácter de unión entre el deporte y nuestra tierra.

El Monumento a las Batallas, representado en la parte superior del logo, es uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad. Jacinto Higueras Fuentes fue el artista que realizó en 1912 los grupos escultóricos del monumento y que recoge los hechos bélicos, acaecidos en tierras jienenses, más relevantes de la Historia de España: la batalla de las Navas de Tolosa y la batalla de Bailén. 

La batalla de las Navas de Tolosa sucede en 1212 en las cercanías del pueblo de Santa Elena, cerca del paso de Despeñaperros, donde los reyes Alfonso VIII de Castilla, Pedro II de Aragón y Sancho VII el Fuerte de Navarra, protagonizaron la batalla más importante de la Reconquista. La victoria  abrió las puertas de Andalucía al avance cristiano.

Seis siglos después, las tropas del invicto Napoleón sufrieron su primer revés en los olivares de Jaén en julio de 1808. En la batalla de Bailén, las tropas del general Castaños y del suizo Reding interceptaron junto a Bailén, al francés Dupont. Tropas inexpertas, pero que luchaban con gran moral por defender nuestra tierra, vencieron a las disciplinadas tropas napoleónicas. Esta victoria supuso la primera victoria española en la Guerra de la Independencia y el principio  del fin de la ocupación francesa de España. También fue el principio del fin de Napoleón.


En 1912, en la conmemoración del séptimo centenario de la batalla de las Navas de Tolosa y costeado por suscripción popular, se levantó en una de las avenidas principales de Jaén (Avenida de la Estación) el monumento que recuerda estos dos hitos históricos.

El monumento consiste en un plinto trapezoidal, sobre el que se levanta un pedestal con dos relieves laterales en bronce, alusivos a ambas gestas. El de las Navas, muestra un grupo de rotundos guerreros, que parecen sugerir un movimiento de caballería pesada. El de Bailen, ofrece un dinamismo y anécdota mayor, propia de un concepto romántico de la escultura decimonónica. Del centro, entre los dos relieves, arranca una columna palmiforme egipcia rematada en una Atenea-Niké, diosa helénica de la Victoria, esculpida de bronce con las alas desplegadas y personificando el Triunfo.

Junto a estos tres elementos que constituyen el logo de HUJASE JAÉN, se asocian, además tres colores corporativos que se adaptan perfectamente y reflejan lo que este deporte y Jaén representan: 

El ocre, la sabiduría y la antigüedad de nuestro pueblo; 

El rojo, que expresa la lucha, la energía y la fuerza de un equipo en defensa de unos principios y metas;

y el blanco que nos transmite la seguridad de sus jugadores, la limpieza en su juego y la búsqueda de la paz y concordia en todo momento

Hujase Jaén, recoge en su primer cartel de temporada, este emblemático monumento, con lo que representa y con toda su carga simbólica, en homenaje a un pueblo que siempre ha luchado con gran moral en defensa de su tierra y cuyo esfuerzo ha permitido el reconocimiento de Jaén en el resto de España.

Un salto entre la historia de nuestra tierra y Hujase Jaén que se unen por las palabras de Bernardo López García esculpidas en el monumento:

“En tu suelo virginal

no arraigan extranjeros fueros

porque indómitos y fieros

saben hacer tus vasallos

frenos para sus caballos

con los cetros extranjeros”

Añadir comentario

:)